Invasión de campo a 6 minutos del final del partido. La Peña Rociera acaba de empatar y la  tensión se dispara. Forcejeo entre jugadores, algún que otro empujón. Los aficionados se suman a la bronca y llega la policía. Atentos a la contundente manera en la que despejan el campo. Aficionados y también futbolistas huyen como pueden. Uno de los agentes se ensaña con uno de los directivos del club, el resto también contribuye. El policía se gira y aporrea a otro aficionado, golpes que incluso le impactan en la cabeza. El público le recrimina pero el agente se encara ahora con la grada, incluso invita a los aficionados a que bajen al césped.  La secuencia continúa. El mismo policía es el que sube a la grada en busca de aficionados. La multitudinaria bronca acaba con un futbolista detenido. La Subdelegación del Gobierno aún no ha recibido el atestado policial aunque entiende que la actuación es la normal en un evento deportivo.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios