Bajo un coche se escondió una fugitiva difícil de pescar que mantuvo en alerta a los vecinos de Murcia. Se trataba de una nutria que se escapó del río Segura y, durante un buen rato, tuvo a la policía corriendo tras ella. El animal buscó escondites para evitar la detención y, tras una veloz persecución, ella misma volvió al agua. La presencia de este mamífero en el río es una buena noticia porque es indicador de la buena calidad del agua que, en los últimos años, ha descendido en los niveles de contaminación. Además, a su paso por zonas urbanas como la ciudad de Murcia, el río empieza a tener más vegetación y fauna que ayuda a la proliferación de especies como la nutria.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios