El sarampión ha vuelto a Estados Unidos, con 695 personas afectadas. Es la cifra más alta desde que la enfermedad se eliminó en el país en el año 2000. Anteriormente, el número más alto desde su erradicación fue de 667 en 2014. El resurgimiento de este año comenzó a finales del 2018, con la aparición de grandes brotes en Washington y Nueva York. Se trata de una enfermedad altamente contagiosa. Su virus se puede propagar por el aire o por contacto directo. Los síntomas: fiebre, tos, ojos llorosos. Y el más claro, una gran erupción de manchas rojas por el cuerpo. Una enfermedad que se puede evitar a través de la vacunación. No vacunarse ha ocasionado la mayoría de estos nuevos casos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios