Ocurrió en una carretera de Blumenau (Santa Catarina, Brasil), cuando un conductor decidió dar una lección a un amigo que iba de copiloto y sin cinturón de seguridad: un frenazo que le dejó 'bloqueado'.

El propio conductor tuvo que detener el coche para ayudar a salir a su amigo del apuro en el que se encontró, al quedar atrapado entre el salpicadero y el asiento. Una gran lección... de no ser porque el conductor iba grabando la broma mientras conducía.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios