Collin McHugh, de los Houston Astros, firmó una de las jugadas del año en la MLS. Tras lanzar una bola, su rival bateó a más de 160 kilómetros.... y su reacción le salvó de un brutal golpe.

En un movimiento más cercano a Matrix que al deporte, McHugh consiguió agacharse a tiempo para evitar el impacto directo de la bola. Una imagen que ha dado la vuelta al mundo.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios