Impresionante imagen la sucedida en Cornualles (Reino Unido), cuando un pescador se encontró con lo desconocido mientras lanzaba su caña al mar: un pequeño tiburón blanco.

Después de más de dos horas de lucha, el pescador consiguió controlar al tiburón, al que subió al barco, retiró el anzuelo y devolvió al mar. Eso sí, era un animal de más de 250 kilos de peso.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios