Dos Lamborghini Huracán están frente a frente en mitad de una calle, donde los aficionados disfrutan de una exhibición de dos vehículos realmente impresionantes. Pero, de repente, de manera inesperada algo ocurre.

Uno de los vehículos sale a toda velocidad y, pocos metros más adelante, termina por perder el control, destrozando buena parte del vehículo, valorado en 230.000 euros. Por fortuna, no hubo que lamentar daños personales.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios