Nápoles y Udinese se enfrentaban en San Paolo, en un partido muy igualado que terminarían ganando los locales por 4 a 2. Pero nada más comenzar el encuentro, una jugada pudo tener consecuencias catastróficas.

Era el minuto 4 de partido, cuando en un balón dividido chocaron las piernas de Ignacio Pusetto contra la cabeza de David Ospina. Tras ser atendido y ser vendado en la cabeza, el meta regresó al terreno de juego con aparente normalidad.

Pero en el minuto 40, iba a ocurrir lo inesperado: Ospina se desmayaba y caía inconsciente al suelo. Rápidamente fue atendido y llevado al hospital, donde recobró la consciencia:ahora,  se le realizan pruebas para saber su estado de salud.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios