400 km/h es la velocidad que puede desarrollar este vehículo. Dicen que no corre, que vuela. Y su precio: 11 millones de euros. El coche más caro del mundo. Todo un capricho que ya tiene un único comprador. Pero el reto está ahora en el cielo, los neumáticos de este modelo se convierten en turbinas. También se han presentado las gafas que evitan los mareos, y lo hacen creando un falso horizonte que en unos minutos permite estar libres de mareos y leer. Más asequibles están los SUV pequeños para la ciudad, que están de moda. Sus ventas han crecido en España un 35%. El SUV del modelo Polo de VW será el segundo coche fabricado en Pamplona asegurando los puestos de sus 5.000 empleados.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios