Exceso de velocidad, hora punta y mucha niebla en la M-40 madrileña. Comienzan las infracciones. Primer cambio de carril brusco. El coche azul se percata y también maniobra temeraria para cerrarle el paso. Adelantamiento por el arcén a más de 130 kilómetros por hora. La Guardia Civil rastrea las redes sociales y encuentra las imágenes. Finalmente detiene a los dos conductores: un hombre de 63 años y una mujer de 44. Pero las imágenes sirven de prueba legal y ellos están en libertad con cargos a la espera de juicio. La conducción temeraria es un delito penado con penas de hasta cinco años de cárcel.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios