Se llama Honey y ya lleva más de 7 meses sola en esta piscina de un parque marino de Japón su única compañía son los 46 pingüinos que también fueron abandonados por el propietario del parque. Los defensores de los derechos de los animales en Japón se están movilizando para que se busque una solución a este problema. Ya que piensan que la salud de los animales y especialmente la del delfín se están deteriorando rápidamente.

Antiguos empleados del parque continúan alimentando a los animales, aunque en poco tiempo se les acabarán las reservas de pescado congelado del recinto. Por el momento ningún otro parque marino de Japón se ha ofrecido a hacerse cargo de ellos y mientras las autoridades  han dicho que no encontraron "nada malo en la forma en que se mantenía al delfín y a los pingüinos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios