Rob Carver, de Florida, escuchó un ruido y creyó que se trataba de un ladrón. Sin embargo, tras asomarse a su jardín, Carver vio que el intruso era en realidad un caimán que estaba dándose un baño en su piscina. Según explicó el hombre a Fox News, el animal medía más de tres metros e hizo falta que policías locales se desplazaran hasta su vivienda para sacarlo del agua. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios