Este es el nuevo aliado de la lucha contra las avispas velutinas: un dron con pértiga incorporada y un litro y medio de veneno para acabar con el nido. Los primeros ejemplares de este tipo de avispa, de origen asiático, llegaron a España en 2010 y poco a poco se han extendido por decenas de comarcas en el norte, poniendo en peligro el trabajo de los apicultores.

Su presencia provoca que las abejas no salgan del nido y dejen de poner huevos. Otros apicultores utilizan métodos más tradicionales. En este caso, su arma es un insecticida. La producción de miel ha caído hasta un 40%. La provincia de Ourense es una de las más afectadas, pero confían en la tecnología del dron para recuperar la normalidad. Evitarían así que la avispa velutina invada la península.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios