El cielo de la ciudad japonesa de Joetsu dejó boquiabiertos a sus vecinos el pasado 30 de septiembre con un espectacular fenómeno meteorológico.

Se trataba de una nube embudo, formada por gotas de agua condensada que salían de una nube más grande y que, en ocasiones, puede presagiar tormenta.

Al ver cómo se elevaba y enroscaba la extraña nube, muchos asociaron el fenómeno con una leyenda sobre dragones.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios