Las redes sociales se han convertido en el lugar perfecto para aquellos que retransmiten prácticamente toda su vida. Esto es lo que le ha ocurrido a dos jóvenes checas que iban en un coche a 170 kilómetros por hora. Una de ellas conducía y la otra lo estaba retransmitiendo por Facebook Live. Poco después el coche se estrella. Una de ellas ha muerto y la otra está muy grave. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios