A veces es mejor vivir en la ignorancia. Eso pensarán muchos de los turistas que han pasado unos días de vacaciones en Bali. En varias de sus playas hay quienes ofrecen comida recién hecha, como pinchos de pollo. Sin embargo, una investigación de la ONG Animal Australia ha desvelado que dicha carne es de perro y que estos son sacrificados después de ser maltratados.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios