Este domingo se disputó la maratón de Londres, una de las más importantes del mundo y donde se pudo ver una de las imágenes más emocionantes del fin de semana: cómo un corredor ayudó a otro a terminar la carrera.

Matthew Rees apretaba en los instantes finales de la maratón con el objetivo de conseguir su mejor marca personal cuando vio que a su alrededor algo iba mal. Entre los muchos corredores, apareció David Wyeth tambaleándose y a punto de irse al suelo.

Rees decidió olvidarse de su tiempo y se abrazó a Wyeth, con el objetivo de que consiguiera cruzar la meta. Con la ayuda de un asistente, Rees consiguió llevar a su compañero de carrera, hasta ese momento desconocido, a cruzar la meta, un gesto que provocó que hasta los Príncipes de Inglaterra, presentes en la línea de meta, aplaudieran el enorme gesto.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios