Los que sean padres se habrán dado cuenta de que la intimidad es una de las primeras sensaciones que se dejan de experimentar cuando el bebé llega a casa. Más aún si en lugar de que llegue un solo niño o niña viene acompañado de otros tres más. Es el caso de Ashley Gardner, una mujer que ha sido madre de cuatrillizas y que ha compartido un vídeo en Facebook donde reconoce esconderse en una de las habitaciones de la casa para poder comerse un regaliz.

Puesto que no quería que sus hijas tomaran dulce, Ashley se oculta mientras muerde la golosina. Fuera, sin darle ni un segundo de descanso, una de las pequeñas mira por debajo de la puerta dentro de la estancia donde está su madre. Hace unos meses, la actriz Jessica Biel también confesó comer en la ducha para poder disfrutar de un momento “madre sin interrupciones”.

Las cuatrillizas de Ashley son muy conocidas en las redes sociales después de que se conociera su caso, pues vinieron al mundo después de un tratamiento de fecundación in vitro. Tras años sin conseguir concebir un hijo, tanto ella como su marido recibieron la mejor noticia posible en 2014: iban a ser padres de dos parejas de gemelas idénticas.

El vídeo ha sido visto por 6,1 millones de personas desde que fuera publicado el pasado 3 de enero.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios