Se llama Alain Donnat y, hasta hace pocos días, ha sido profesor del colegio francés Paul Fort –cerca de Dijon–. Sin embargo, su vida como maestro ha llegado a su final y, a sus 63 años, decidió jubilarse para disfrutar de las experiencias acumuladas a lo largo de su trayectoria profesional.

[Regalan una tarta de cumpleaños a su profesor favorito]

Lo que Alain no sabía era el homenaje que más de 700 alumnos le iban a organizar. El último día que acudió a las aulas fue despedido por todos ellos mientras le hacían pasillo a lo largo de los corredores del colegio. Él, visiblemente emocionado, contagió sus lágrimas a algunos de los pequeños mientras solo podía dar las gracias.

El vídeo de tan tierno gesto fue colgado en Facebook por su mujer, Muriel Donnat, el pasado 17 de diciembre. Desde entonces, la grabación ha acumulado más de 1,1 millones de visitas y se ha convertido en viral.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios