El Confidencial TV

El mejor imitador del mundo es... un bóxer

La publicidad ejerce un efecto más o menos visible en los espectadores. En el caso de este perro, la influencia del spot sobre él es más que evidente: cada vez que el bóxer ve el anuncio en la televisión, se lanza a imitar al can que aparece en la grabación. Así, el animal salta una y otra vez delante del aparato mientras contempla a su 'primo' en antena.

[El tierno 'diálogo' entre una bebé y un cachorrito de perro]

Los dueños del bóxer se sorprendieron tanto cuando lo vieron por primera vez que no dudaron en registrar el momento en vídeo. Sin duda, y tomando la grabación en tono jocoso, se puede decir que las imágenes son un ejemplo 'animal' de que la publicidad influye en nuestro comportamiento.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios