Tiene solo 9 años, pero a su corta edad ya hay quien le debe la vida. La posible víctima es el hermano pequeño de Joseph Levi, como así se llama el niño que evitó que el bebé se estrellara contra el suelo. Las cámaras de seguridad de esta casa de Bal Harbor, al sur de Floridad, muestran cómo Joseph actúa con tanta rapidez que es muy complicado ver la secuencia sin sobresaltarse.

[¿Rollizo brazo de bebé o barra de pan? La nueva moda entre los padres japoneses]

El bebé jugaba sobre una cómoda mientras su madre, Tila Levi, atendía al resto de sus hijos. Poco faltó para que un terrible accidente se protagonizara en su hogar. Sin embargo, gracias a los reflejos de Joseph, todo quedó en un susto.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios