Los perros han demostrado infinitas veces su amor y fidelidad por los humanos. Este vídeo muestra otro ejemplo más del cariño de estas mascotas hacia las personas: en la grabación puede verse cómo su dueño, incrédulo ante el buen comportamiento de su perra, decide poner una cámara en su salón para ver qué hace el animal durante su ausencia.

[¿Cómo se comporta un perro cuando ve a su dueño vestido de su juguete favorito?]

“Sé buena”, le dice antes de salir por la puerta. Y así lo hace. Durante siete horas, la perra no se mueve del sofá donde la deja su dueño. Cambia de postura unas cuantas veces y duerme sobre los mullidos cojines del mueble. Quieta hasta que el humano regresa a casa y se vuelve loca de contenta intuyendo el paseo que ambos van a dar juntos. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios