En un mundo tan globalizado como el actual, hablar idiomas se convierte en requisito fundamental. Bella Devyatkina, esta niña rusa de cuatro años, ha demostrado que ser políglota no es tan difícil si se entrena la capacidad desde bien pequeño. Así ha quedado constatado tras su aparición en el 'talent show' titulado 'Gente increíble', donde la pequeña habló sin ningún problema hasta siete lenguas diferentes.

Entre ellas, ruso, inglés, alemán, español, francés, chino y árabe, idiomas que Bella va practicando a medida que los nativos de esas lenguas le van planteando pequeños retos que la menor resuelve sin dificultad. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios