Cierto, tampoco nosotros nos explicamos cómo esta mujer llegó hasta este punto. En algún momento de su maniobra tuvo que notar la presencia de un coche tras ella, pero a juzgar por el resultado, parece que no le importó demasiado, ni a ella, ni a las otras tres personas que iban en el vehículo (su marido y sus dos hijos).

Todo sucedió en una calle de Great Falls, Virginia (EE.UU). La mujer, al volante de un Mercedes clásico descapotable, inició la maniobra de aparcamiento en línea, pero segundos después la imagen de su coche 'reposando' sobre el morro de un carísimo Ferrari 458 Speciale hizo las delicias de los allí presentes que no dudaron en sacar sus móviles y cámaras de fotos para inmortalizar el momento.

Lo que no sabemos es qué habrá pensado el dueño del deportivo al ver el panorama y el inmenso hueco para aparcar del que disponía la mujer. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios