Está a 400 metros de altura y lanza gases mortales para el ser humano, pero estas dos características del volcán Masaya –en Nicaragua– no han sido impedimento para que Sam Cossman se animara a bajar por su cráter. Este explorador y cineasta estadounidense forma parte de una expedición que busca aumentar los conocimientos sobre este tipo de formaciones y poder conocer cuándo se pondrán en erupción. 

Cossman publicó en su cuenta de Facebook un vídeo donde aparecía descendiendo por el cráter del Masaya ataviado con una máscara de oxígeno para poder seguir respirando. En las imágenes puede verse cómo baja por uno de los volcanes más activos de Nicaragua, con el objetivo de “crear el más avanzado sistema de alerta temprana del mundo” en cuestión de predicciones de erupción. 

Tanto el explorador como su equipo colocaron hasta 80 sensores diferentes para poder predecir con antelación cuándo escupirá su lava el Masaya.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios