Entró en el agua como un día más para darse un baño, pero pocos minutos después de hacerlo, el fuerte oleaje que había en la playa de la Carihuela, en Torremolinos, hizo que se viera obligado a pedir ayuda. 

Dos socorristas, encargados de la vigilancia de la zona, saltaron rápidamente para socorrerle, pero una vez en el agua los problemas también surgieron para ellos. En ese momento, y de forma natural, los curiosos que se encontraban en la orilla presenciando el rescate decidieron crear una cadena humana para ayudar a las tres personas que dentro del agua seguían a merced de la corriente y el oleaje. 

Según los presentes, esta decisión fue vital para salvar la vida del bañista y los dos socorristas, aunque desde fuentes cercanas al servicio de Protección Civil de Torremolinos han asegurado que los profesionales “tenían controlada la situación".

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios