Una de las peores cosas que nos pueden suceder al volante es que la Policía nos haga parar nuestro vehículo. Este gesto suele conllevar una multa que deberemos pagar por haber infringido alguna norma de circulación. Sin embargo, no siempre es así. Al menos, así parece demostrarlo el vídeo que colgó en su cuenta de Facebook, Kevin Lands, un policía de Virginia que le dio el alto a una mujer hace unos días con una intención de lo más inocente.

Después de hacer que la conductora parara su coche junto a la acera, se acercó a ella y le preguntó: “¿Sabe por qué la he hecho estacionar aquí”. “No. Digo, no señor”, contesta asustada la mujer, que iba acompañada de su hijo. Ante tal respuesta negativa, el policía inquierió si estaba familiarizada con el código 1739 para, acto seguido, informar: “Va en contra de la ley que dice que en un día caluroso se conduzca sin un cono de helado”. Ante tales palabras, la víctima de la broma comienza a reírse sin remedio a la vez que coge el helado que le ofrece Lands. 

Desde que el pasado 29 de julio se publicara el vídeo en Facebook, la grabación acumula ya más de seis millones de reproducciones.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios