Descubrir un nuevo satélite en Neptuno, pasear un robot por la superficie de marte o fotografiar la tierra a una distancia tal que esta quede reducida a una gota en el espacio son tareas que se afrontan con más energía tras un desayuno contundente con una buena taza de café. Por ello, la NASA ha investigado sobre el terreno -el ingrávido- y ha conseguido desarrollar la tecnología necesaria que asegura que los astronautas que viven fuera de nuestras fronteras atmosféricas puedan disfrutar de una taza de café espacial.(Vídeo con subtítulos en español)
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios