Los equinoideos, conocidos habitualmente como erizos de mar, son uno de los fósiles más frecuentes y fáciles de reconocer. Pertenecen a uno de los grupos de animales mejor conservados en los registros. Hace 200 millones de años aparecieron las primeras especies, de los que, en ocasiones, se han conservado sus caparazones calcáreos. Con formas y composiciones que parecen sacadas de la mente de un artista. 

El erizo, pariente de las estrellas y los pepinos de mar, se caracteriza por su esqueleto externo recubierto por filosas púas que mueven en todas las direcciones. En este vídeo de la Fundación Aquae vemos como estas hacen las funciones de muletas las pocas veces que este animal se desplaza lentamente por los fondos marinos.

Aunque existen más de 900 especies repartidas por todo el planeta, en mayor medida en las zonas templadas y tropicales, la degradación de los fondos marinos está provocando que las poblaciones de erizos de mar mengüen y actualmente se encuentren en peligro de extinción.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios