Cuentan los apicultores que se sabe cómo empieza el día por el sonido que hacen las abejas en su colmena. Si el ruido es apagado y sordo, es que afuera hace frío, sopla el viento, está nublado o llueve y las flores no van a abrirse.

Si, por el contrario, hay un zumbido agudo y alegre en la colmena, significa que afuera el día está seco y soleado.

En este vídeo de la Fundación Aquae podemos verlas pecorear, es decir, recolectar el néctar y los granos de polen para alimentar a la colmena –y en especial a las larvas o crías–. ¿Las primeras flores que visitan? Las del romero.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios