A todos nos ha pasado que, dándonos un baño en el agua, se nos ha pegado algo en la pierna. Un alga, ¿verdad? Pues no tiene por qué. 

Podría tratarse de una posidonia, especialmente si nos estamos bañando en el mar Mediterráneo. A veces, al salir del agua, hemos llevado pegadas a las piernas sus hojas, creyendo que eran algas, pero son hojas como largas cintas verdes que se vuelven negras en la orilla, y luego, al sol, plateadas.

Como vemos en este vídeo de la Fundación Aquae, la posidonia es una de las pocas plantas de características similares a las terrestres que es capaz de vivir sumergida, y que posee raíces espesas, tallo y hojas y que además forma flores y frutos.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios