Su aspecto no tiene mucho que ver con la del resto de animales que viven en el mar y tampoco su forma de nadar, tan erguido. El caballito de mar es uno de los peces que más fascinación despierta. Hay numerosos datos curiosos de este animal: sus ojos pueden moverse de manera independiente y es la hembra quien introduce los huevos en la bolsa del macho, que es el encargado de fertilizarlos y expulsarlos después. La gestación dura entre 14 y 28 días y pueden tener hasta 1.500 crías.

Siempre se ha dicho que es uno de los animales más fieles a su pareja pero un estudio de la facultad de Veterinaria de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) descubrió que no era así. Los marcadores genéticos apuntaron que, al menos en cautividad, esa fidelidad no era tal. 

En este vídeo, rodado en las aguas de la costa de Málaga, de Granada y de Murcia y facilitado por la Fundación Aquae, nos muestra otra de sus particularidades, su mimetismo con el fondo marino. También es fácil ver cómo se agarra con su cola prensil a las plantas de las praderas marinas, donde está cerca de la costa, que no tiene escamas, sino placas óseas, y las mandíbulas fusionadas en una trompa con la que succiona el alimento.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios