Según el Ministerio para la Transición Ecológica, España cuenta 1.019 especies amenazadas, de las que 28 son marinas. Una de ella es la langosta marrón o herreña, que, a la vista de cómo se mueve, parece estar presagiando su futuro.

Y es que la pesca furtiva e incluso la accidental están acabando con esta langosta. De hecho, en el litoral de La Palma se calcula que no debe de haber más de 40 ejemplares. Como podemos ver en este vídeo de la Fundación Aquae, esta especie no se deja de ver de día, ya que permanece oculta en cuevas; es por la noche cuando decide salir a buscar su alimento.

El macho es más grande que la hembra pero caminan igual con sus diez patas, con las que reptan por las rocas. El asombroso azul que vemos en su cabeza y bajo la cola es el que mejor la distingue de las otras especies.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios