Un atracador irrumpió armado con un hacha de grandes dimensiones en la mano en una farmacia del barrio sevillano de Pino Montano cuando en el interior había dos farmacéuticas, dos clientas y un niño. El asaltante fue directo a por la recaudación y las empleadas le abrieron la caja sin oponer resistencia mientras por la puertas salían huyendo los clientes y el menor. El atracador se llevó 700 euros y la Policía investiga si se trata del mismo hombre que robó otra farmacia hace una semana en el mismo barrio. Los vecinos y los comerciantes se quejan de la falta de seguridad en el barrio.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios