El mirlo común utiliza su pico para levantar las hojas en invierno para buscar insectos dormidos, en pleno invierno. 

Ese ruido de la hojarasca en el robledal, diciéndonos, a lo lejos, hay un mirlo bajo los árboles deshojados, es un sonido llamativo, aunque siempre se identifica al mirlo con el canto, lleno de silbidos y melodías.

En este vídeo de la Fundación Aquae podrás ver como las hojas, ya caídas, vuelven a la vida por unos segundos, gracias al pico de este pájaro.

Aunque, quizá, una de las mayores curiosidades del mirlo no es tanto su canto o su búsqueda de alimento como su proceso de apareamiento. Compuesto de carreras, movimientos de cabeza y cantos a pico abierto que dejan inmóvil a la hembra, esta solo se moverá para levantar la cola y empezar el mismo.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios