He aquí una de las aves más asombrosas del mundo: ¿quién no ha visto alguna vez, aunque sea en documentales, el impresionante vuelo de un buitre negro? Se produce una curiosa paradoja: la hermosura de su vuelo contrasta, no nos engañemos, con lo muchísimo que impone ver un ave de este tamaño y fuerza acercarse hacia nosotros.

Sin embargo, más vale que estés atento a la vista, ya que tu oído lo tendrá mucho más difícil; lo llamativo de los buitres negros es su silencio por el cielo claro. Eso sí, su silueta es inconfundible por su gran envergadura y por esa forma de tablón de madera cubierto de plumas que tienen sus enormes alas rectangulares.

En este vídeo, proporcionado por la Fundación Aquae, puedes comprobar que, para redondearse, dan vueltas en silencio, mirando a uno y otro lado el mundo, sin que salga de su pico ni un solo reclamo.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios