Están buscando a un ladrón que parece haberse evaporado. Ha entrado en esta tienda de ropa y los agentes no lo han visto salir por la puerta. Nadie podía decirles que acabarían sacándolo así con una radial. Este avispado delincuente, en vez de correr, decidió apurar al máximo cuando saltó la alarma. Y casi le funcionó. A los agentes les costó trabajo encontrarlo, hasta que se dieron cuenta de que estaba atascado aquí dentro. Es un caco reincidente, conocido por la policía, que tampoco daba crédito. Al final le acabaron sacando entre gritos de dolor y en camilla.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios