Si hay un animal cuyo estudio resulta apasionante por su gran crecimiento poblacional es el jabalí.

Es tan ungulado como la vaca o el gamo, pero su comportamiento biológico es más propio de un ratón que de un animal grande. Como “ratón gigante” lo define el experto en ungulados Fernández Llario, porque la media, en el jabalí puro, es de 3,5 rayones por camada.

En este vídeo, ofrecido por la Fundación Aquae, estos jabalís que vemos a la luz del día por los Montes de Toledo son ya bermejos y forman una unidad matriarcal en la que pueden estar acompañados por hermanas o por sobrinas de la madre.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios