Una pieza única por su intenso color rosa, por su peso de 15,38 quilates y por su pureza absoluta sin rastro de nitrógeno. Este diamante con forma de lágrima y montado en un anillo, es un diamante extraordinario. En Ginebra, los responsables de la casa de subasta Sotheby´s calcularon un valor para este diamante sudafricano superior al precio pagado el pasado martes por un pujante anónimo. El nuevo dueño del diamante rosa único ha pagado 28 millones de euros por la joya.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios