Una tendera de uno de los mercados temporales de Cádiz toma la palabra en el pleno del ayuntamiento de su ciudad para reclamar una licencia para la que lleva esperando 3 años. Con un discurso fruto de la desesperación, increpa a los representantes del municipio allí presentes por su pasividad en asuntos relacionados directamente con el ciudadano.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios