l rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, ha sido oficialmente coronado como monarca divino este sábado, tras completar un intrincado ritual budista y brahmín, que lo ha transformado simbólicamente en un dios vivo. El rey Vajiralongkorn se sentó erguido en el trono de la sala del trono del Gran Palacio de Bangkok, capital de Tailandia, donde se dice que reside la deidad guardiana real Phra Siam Devadhiraj. "Reinaré con justicia para el beneficio y la felicidad de la gente para siempre", dijo el rey en su primera orden real, sentado bajo un paraguas de nueve niveles con atuendo real, incluida una corona esmaltada con punta de diamante. La primera orden real del rey sirve para capturar la esencia de su reinado. La corona pesa 7,3 kg y simboliza la cima del monte Meru, la morada celestial del dios hindú Indra, y su peso representa la carga real del monarca. El rey se unió a la nueva reina Suthida después de un anuncio sorpresa tres días antes de la coronación. El monarca es persona divorciada, tres veces. Y estas son sus cuartas nupcias.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios