Dos policías de Sao Paulo han salvado la vida de un bebé recién nacido que presentaba síntomas de asfixia cuando sus padres entraron en su comisaría. Enseguida, uno de los agentes cogió al bebé y le realizó trabajos de resucitación a los que el pequeño, de 21 días de vida, respondió positivamente. Fueron momentos de angustia para los padres del pequeño que captaron las cámaras de seguridad. El bebé Henrique fue trasladado posteriormente al hospital y según ha informado la policía a través de Facebook, se encuentra en buen estado.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios