Nadie daba crédito a lo que veían sus ojos. Pero era cierto. Notre Dame, la catedral de la ciudad, uno de sus símbolos desde hace siete siglos, ardía por los cuatro costados.
 
Nadie es capaz siquiera de articular palabra. Todo el mundo en la catedral y en la isla de la Cité es evacuado. No se registran de momento víctimas. Pero tras poco más de una hora de incendio la aguja de Notre Dame, con 96 metros de altura, se venía abajo.
 
Los turistas que paseaban en barco por el Sena eran testigos de la escena. Gran parte del techo de Notre Dame también se ha venido abajo. 
 
Aquí os contamos todos los detalles sobre el desarrollo de este devastador incendio.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios