Podría haber sido el mayor robo de un banco en Brasil, pero la policía les pilló justo antes de perpetrar el atraco y detuvo a los 16 ladrones. Habían construido un enorme túnel de medio kilómetro de largo. Los ladrones llevaban cuatro meses excavando desde una casa alquilada, una galería subterránea que contaba con iluminación y una estructura de columnas. El objetivo era desvalijar la caja fuerte del banco que guardaba más de 300 millones de dólares.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios