Cuando Isabel fue a estrenar la casa que había reformado tras una inundación y un incendio se encontró con la desagradable sorpresa de tener okupas en su casa. Varias familias han ocupado tres viviendas en dos edificios de Santurce. El miércoles por la noche 2.000 vecinos se concentraron hartos de la situación, ante un dispositivo policial en el que se vivieron momentos muy tensos. Exigían su inmediato desalojo. Ana, otra vecina, convive día a día con ellos y asegura que es una auténtica pesadilla. Denuncian insalubridad y amenazas. Un gran apoyo vecinal en el que han pedido que se agilice el proceso judicial para recuperar la seguridad en el barrio.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios