Desde la planta principal, hay que bajar dos pisos para descubrir en el sótano la Real Cocina, hasta 2012 en funcionamiento. No para cocinar el menú de una cena de gala pero sí para dar de comer a todo el personal de apoyo en un día de acto oficial. Hasta 14 oficios, entre repostería, cava, frutería o cocina convivieron en estas dependencias a las que se accede por la portería. En la primera sala se cocinaba todo lo dulce. Curiosa, sin duda, la estancia donde se preparaban los alimentos. Preparado el plato, a guisarlo en la cocina de fogones, con grandes hornos y parrillas. Para despedir nuestra visita, la cava, de donde salían los vinos que han regado banquetes para la historia.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios