Las peores condiciones posibles. Amontonados en habitaciones, con enfermedades de todo tipo, malnutridos, perras embarazadas, cachorros. Y la dueña de la casa, su pareja e hijo de 19 años viviendo con los 56 animales en tres habitaciones. Ella cruzaba a los perros para tener camadas y venderlas por internet sin ningún control. Una tras otra, han encontrado a perritas embarazadas con 14 años, en su vejez. Con los agentes dentro intento esconder perros que ya estaban vendidos. El Ayuntamiento de Alicante pide ayuda. Pide a familias que se ofrezcan para adoptar los perros, después de que pasen el control veterinario y la autorización del juez. La mujer puede pagar una multa de 20.000 euros por maltrato animal.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios