Los Mossos desarrollan una operación de venta de drogas en pisos del Raval de Barcelona, pero se equivocan de puerta y registran el de unos trabajadores paquistaníes. Ante el revuelo, los traficantes, que estaban en la puerta de al lado aprovechan para saltar por el balcón a un patio y de ahí, por la puerta abierta de un almacén de un supermercado acceden al local y salen del mismo como si fueran clientes, mientras los agentes están en la puerta. Las imágenes las capta la cámara de seguridad del supermercado.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios