Están en la puerta, cargando las maletas en furgones y conteniendo la indignación. Decenas de agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional están siendo expulsados a lo largo de este lunes de tres hoteles distintos de Calella, un pueblo turístico al norte de Barcelona donde anoche se produjo un altercado con decenas de manifestantes y una carga cuyas imágenes se han hecho virales en internet. El dueño, se ha echado a llorar ante la impotencia.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios