Ha ocurrido en los montes de Montellano, localidad sevillana. Ale y otros cuatro amigos corrían preparándose para un 'trail' o carrera de montaña cuando uno de ellos vio a un potrillo atrapado en una alambrada de las que definen las lindes. Entre todos consiguieron liberarlo y Ale decidió cargar con él ladera abajo. Tras más de un kilómetro superando toda clase de obstáculos consiguieron llegar a una zona habitada. Localizaron al dueño y el animal fue atendido por un veterinario. A pesar de todo, no pudo superar sus heridas, pero al menos se libró de una agonía lenta y solitaria en el monte.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios